Mi Carrito

Cerrar

Celebrar Pascua con la familia

Publicado el

¡Hola! Espero que estés teniendo el mejor inicio de primavera. Para sacarle más provecho a este comienzo de temporada, no solo te platicaré de las tendencias de moda para esta época del año, o de los lugares turísticos más visitados para pasar Semana Santa con la familia, también te hablaré de otras tradiciones relacionadas, como la Pascua.

Seguramente has escuchado, visto o vivido algo que tenga que ver con esta celebración, pues desde que somos niñas vemos en la televisión, precisamente en la caricaturas, al famoso conejo de Pascua y su canasta de huevos de colores, e incluso, en algunos hogares de nuestro país, ya se comienza a retomar parte de esta tradición que hace feliz a los más pequeños de la familia.

Precisamente son los peques quienes disfrutan más de las actividades de esta fecha, al participar en la popular colecta de huevos de Pascua que lleve a cabo la comunidad, o bien, simplemente puede organizarse una búsqueda en casa. Por ejemplo, en Estados Unidos, que es uno de los países con más arraigo en esta tradición, se organizan múltiples  eventos para que los niños de cualquier localidad sean partícipes de esta conmemoración tan especial.

Así, en lugares públicos como parques o plazas, se reúnen los mayores para decorar y esconder los huevos de Pascua que los niños deberán encontrar. Estos huevos, actualmente son incluso de plástico y regularmente tienen en su interior algún dulce o sorpresa para el afortunado que descubrió el huevo. Pero, anteriormente eran huevos reales que simplemente se decoraban al pintarse de muchos colores, pues más que buscar un premio o recompensa, la actividad era simbólica.

Como muchas otras tradiciones, la Pascua ha cambiado con el paso de los años y cada cultura que adopta esta celebración, la modifica de cierta forma, como puede ser incorporando nuevas actividades o dándole un nuevo sentido a la celebración. Resulta que la Pascua, como la Semana Santa, tiene un origen religioso. Entonces, ¿qué tiene que ver el conejo de la Pascua? ¿Cómo se relaciona la búsqueda de los huevos con la religión?

Pues bien, tampoco se trata de un tema muy sencillo, así que si no sabías mucho al respecto, no te preocupes, ya lo decía hace un rato, en México se comienza a retomar esta tradición, sin embargo, todavía no es tan popular como sucede con nuestro vecino del norte. Pero como cada vez adoptamos más costumbres de todas partes, gracias a la posibilidad de conocer y relacionarnos con cualquier cultura del mundo, es mejor saber qué celebramos y porqué, a simplemente desear una feliz Pascua a nuestra familia y amigos.

Al menos en mi caso, desde pequeña, siempre me pregunté por qué el conejo de Pascua dejaba huevos ocultos; tiempo después, cuando ya estaba un poco más grande y me di a la tarea de investigar sobre el famoso conejo, tampoco me quedó muy claro. Pero sí descubrí que este día, que además no es fijo de acuerdo con nuestro calendario, es decir, que puede caer en una fecha distinta año con año, se llevan a cabo festejos de dos religiones: el judaísmo y el cristianismo.

Así pues, la Pascua se suele entender como una conmemoración judeocristiana, pues estas religiones tienen un punto de contacto, pero en esta ocasión no voy a profundizar en cómo se relaciona una religión con la otra, ya que los festejos de los judíos tienen un motivo muy diferente al de los cristianos. No obstante, ambas religiones celebran la Pascua más o menos en la misma fecha.

Entonces, dentro de la tradición judía, la Pascua se lleva a cabo cuando se presenta por primera vez la luna llena en primavera. En cuanto a la tradición cristiana se refiere, esta conmemoración tiene lugar el domingo siguiente al 20 de marzo, así, este 2016 la Pascua cayó el 27 de marzo. Como en el cristianismo siempre cae en un domingo, también se le conoce como domingo de Pascua, de Resurrección o de Gloria.

En cuanto al motivo, el pueblo judío celebra el fin de la esclavitud, ocurrido en Egipto hace muchísimos años. Y los cristianos, por su parte, festejan la resurrección de Cristo. Pero volvemos, ¿esto qué tiene que ver con el conejo y los huevos de Pascua? Hay varios intentos por explicar cómo se relaciona una cosa con la otra, pero no hay una respuesta única.

Se supone que lo más aproximado a la religión se encuentra en el hecho de que durante estos días, en la tradición cristiana específicamente, no se come carne, aunque hoy en día se permiten las carnes blancas; sin embargo, tiempo atrás tampoco se comía huevo, por lo que al finalizar la cuaresma, se celebraba comiendo este alimento.

Además, se cree que también proviene de una leyenda muy antigua, que dice que cuando Jesús resucitó, en lugar de encontrar su cuerpo se encontró un conejo; este pasaría a ser el mensajero del milagro que presenció a través de los huevos de colores.

Otra explicación se da por lo que simboliza el conejo, pero esto viene de más atrás. Así pues, el conejo por sus características, específicamente por el tema de la procreación o su capacidad para reproducirse rápidamente, representa la fertilidad, por eso su valor simbólico es perfecto para la primavera, la época en la que concluye la esterilidad para el resurgimiento de la vida.

Encontrar los huevos de Pascua es, al final de todo, celebrar la llegada de la primavera, es festejar la vida sea cual sea la religión o incluso, aunque no se practique ninguna. Por eso, en Kip Cool te deseamos una feliz Pascua en compañía de tu familia y seres queridos…

firma pime

 

 

 

0 commentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de su publicación

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_join

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_text