Mi Carrito

Cerrar

Destinos turísticos imperdibles: la India

Publicado el

Para muchas personas, viajar al extranjero es sinónimo de éxito, pues tener la posibilidad de conocer destinos turísticos como París, Londres o Nueva York implica no solo contar con el capital para solventar todos los gastos que conlleva desplazarnos a lugares tan populares y que por tanto, al tener una demanda tan grande, los precios en todos sentidos son más altos que otros destinos menos visitados.

Así pues, viajar fuera de México también implica un interés especial por aquellos lugares que queremos conocer, pues no solo visitamos Francia por moda, sino porque algo en particular nos atrae de este país. Pero muchas veces no podemos sentirnos atraídas por un destino que es poco conocido o del cual no sabemos gran cosa, y esto no quiere decir que estos lugares no cuenten con maravillas dignas de visitarse tanto o más que la Torre Eiffel.

Además, acá en México estamos tan acostumbradas a la cultura occidental, que difícilmente volteamos la mirada al otro extremo del mundo. Y  justo en esa zona que nos parece tan alejada, podemos encontrar más cosas que, al pensarse detenidamente, también nos pueden ser familiares y sumamente atractivas.

Debido a esto, el día de hoy en Kip Traveling, te traigo algunas recomendaciones para que salgas de los lugares comunes y conozcas uno de los destinos turísticos más mágicos de todo el planeta: la India. Este país puede ejercer tal encanto, que es el escenario de una de las historias más entrañables para chicos y grandes: El Libro de la Selva.

Muy seguramente de peque viste la película que Disney adaptó de la serie de relatos escrita por Rudyard Kipling, que por si no lo sabías, es en honor a este hombre que la marca de bolsas del changuito se llama así y sus productos se caracterizan por un llavero con la forma de este animalito.

Después de este dato curioso, prepárate para enamorarte de la India, pues en esta ocasión te traigo 2 de los lugares turísticos más visitados de este país que sin duda, tiene mucho para todas las amantes de los viajes y además, resulta mucho más económico que los destinos más recurrentes de Europa:

  1. El Río Ganges

Este río, que por su magnitud se clasifica como Delta, pues tiene una longitud de más de 2500 kilómetros y se origina en el Himalaya para desembocar en el Golfo Bengala, es uno de los iconos de la India por varias razones. La principal y por la cual podemos comprender su importancia, es por considerarse como sagrado, pues gracias a este manto acuífero, fue que los pobladores antiguos pudieron asentarse en este territorio desde hace muchísimos años y hoy en día la gente sigue dependiendo de este río para llevar a cabo diversos rituales, así como otras actividades necesarias para la vida cotidiana.

Es así, que este río lleva su nombre en honor a una de las deidades hindús más antiguas y representativas de su cosmovisión, la diosa Ganga, que incluso, en algunas representaciones antiguas es pintada sobre un cocodrilo, como casi todas las deidades del hinduismo. Las historias sobre su origen varían, siendo difícil establecer su árbol genealógico, y no entra dentro de las 3 principales deidades para el hinduismo, conocidas como trimurti, que son Brahmá (que sería el principal y el origen de todo), Visnú (el que mantiene el equilibrio) y Shivá (que representa el caos necesario para que todo ciclo termine y vuelva a andar).

Sin embargo, la leyenda más conocida habla sobre un evento en el que Ganga descendió de los cielos para expiar las almas de los difuntos hijos de un rey. En este acto, se cuenta que la diosa cayó sobre la cabellera de Shivá, generando tal caos en las aguas de los Himalayas que el río se extendió hasta las orillas del océano, que en aquel entonces era considerado como el fin del mundo y el inicio del inframundo, llegado a este punto, Ganga logró liberar a esas almas en desgracia.  Por eso hoy sigue siendo un espacio de purificación en el que se aprecian rituales maravillosos.

  1. El Taj Mahal

Estoy segura de que este es uno de los destinos turísticos que más te suenan sobre el oriente, pero puede que no supieras que se encuentra en la India. Esto puede suceder porque se trata de una edificación (compuesta de varias estructuras, es decir, que no es un solo palacio) que no pertenece a la religión más predominante de este país, que es el hinduismo, en este caso se trata de arquitectura de corte religioso, pero proviene del islam.

Así pues, el Taj Majal, que se traduce como el Palacio de la Corona (aproximadamente), fue un encargo de un gobernante musulmán, Shah Jahan. Es bien sabido que en esta religión los hombres pueden tener varias esposas, así que Jahan mandó levantar este templo para su difunta esposa, claro, a la que realmente amó entre todas las que tuvo.

Ella era principalmente conocida como  Mumtaz Mahal, de ahí el nombre de esta pieza arquitectónica, que se considera como la más hermosa del arte mongol (aunque posee elementos distintivos de la arquitectura persa y hasta la turca), pues este gobernante pertenecía a la dinastía de esta cultura.

La historia nos cuenta que la esposa favorita de Jahan falleció desafortunadamente al dar a luz a una de sus hijas. Así, gracias al poderío con el que contaba este hombre, pues disponía de recursos básicamente infinitos, se dedicó a ser el mecenas de innumerables construcciones de belleza singular además del Taj Mahal, pues también le dedicó a su esposa los jardines y palacios de Shalimar.

Como puedes ver, la India está llena de misticismo y romanticismo por igual, y esto con solo platicarte de dos destinos turísticos, imagínate qué más te espera en este país. Espero que este post especial te haya gustado, si quieres conocer más sobre este increíble país, no dudes en escribirme y con gusto te platico todo lo que sé…

¡Kip Traveling!

Mika Firma

 

0 commentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de su publicación

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_join

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_text