Carrito de compra

Natación, el ejercicio ideal

Publicado en

Natación, el ejercicio ideal

Sin lugar a dudas, hacer ejercicio debe ser algo básico en nuestras vidas, pues la falta de actividad física es uno de los peores enemigos para nuestra salud, no importa qué edad tengamos, así que si estás en tus dulces veintes y tienes una bonita figura pero no practicas ningún deporte, por el contrario, llevas una vida muy sedentaria por tu trabajo y siempre andas en auto, aún cuando lleves una alimentación medianamente saludable necesitas moverte, cambiar ese estilo que aunque ahora no te genere mayor preocupación, en cualquier momento puede traer consecuencias nada agradables.

No es que te quiera alarmar, más bien te quiero prevenir y evitar que el día que menos lo esperes, el médico te diga que aunque estés muy delgada y seas una jovencita, tienes alguna enfermedad relacionada con la falta de actividad física, como la fibromialgia, que se puede entender como una dolencia crónica tanto en las articulaciones como en los músculos.

Si regularmente padeces de dolores en la espalda baja o en el cuello, y cada vez son más intensos al grado de no encontrar más solución al momento que tomando un analgésico, este puede ser tu caso. No llegues a este extremo ni a otros escenarios que no te gustarán, mejor practica algún deporte.

Recuerda que no nos ejercitamos solo para vernos bien, o sea, para no subir de peso por una cuestión nomás de imagen, ante todo debemos hacerlo para estar saludables, de otra forma no podremos sentirnos plenas y que nuestro cuerpo y mente se encuentren en armonía.

Incluso para el estrés cotidiano, la mejor fórmula es el ejercicio, y la natación es uno de los deportes más completos que te ayudarán a combatir a este enemigo y a otros más peligrosos como la diabetes, así como a mantener tus niveles de colesterol y triglicéridos en óptimas condiciones.  Aunque después de una sesión intensa de natación pienses que terminarás súper agotada, en realidad te ayuda a combatir al cansancio crónico…

¿Te ha pasado que últimamente y con mayor frecuencia, sientes que rindes menos en el trabajo? ¿Que aunque sientas que no hiciste gran cosa, parece que trabajaste de sol a sombra? ¿Que aunque duermas las horas recomendadas, siempre tienes sueño?

Esto, querida amiga, puede ser un síndrome conocido justamente como cansancio crónico, y aunque parezca contradictorio, no hay mejor remedio que un deporte como la natación, que ayudará a activar la circulación y de esta forma podrás oxigenar mejor tu mente y claro, los músculos de tu cuerpo para continuar haciendo lo que quieras con más energía que si te comieras tus espinacas cual Popeye, El Marino.

Otro síndrome o enfermedad de mucho cuidado es la depresión, y aunque las personas que la experimentan regularmente no tienen ganas de mover ni un dedo, ni siquiera de hablar ni de verse a sí mismas en un espejo, el ejercicio es el método número uno en cuestión de efectividad.

Específicamente si se trata de un deporte o una disciplina como la natación,  pues la actividad física de este tipo propicia que nuestro cuerpo segregue sustancias que nos ayudan a sentirnos felices, además de que plantearse metas es también una de las vías más útiles para salir de estos mares profundos y oscuros, para ver el agua cristalina de la superficie…

La natación es uno de los deportes más adecuados para las personas con problemas cardiovasculares, es decir, enfermedades relacionadas con el corazón y la presión arterial, tanto la baja como la elevada, pues precisamente el elemento en el que se practica, el agua, proporciona las condiciones más aptas junto a una rutina diseñada por un especialista para que el sistema cardiovascular comience a adaptarse a la actividad física y posteriormente, se regulen los niveles de aquellas sustancias en el cuerpo que en altas o bajas concentraciones puedan llevarnos a un colapso.

Si no queda muy claro por qué la práctica de ejercicio en agua es importantísima y útil en aquellos casos en los que otros deportes son incluso perjudiciales, recuerda que es ocupada en una extensa variedad de terapias, por ejemplo, para aquellas personas que presentan enfermedades crónicas en las articulaciones.

Como la gonartrosis que afecta directamente a las rodillas, solo la natación les ayuda a fortalecer los músculos alrededor de la rodilla para poder mantener por más tiempo la movilidad en las piernas, pues estas personas con el tiempo dejan de caminar si no optan por una prótesis.

Pero la natación no solo es ideal en los casos ya mencionados, también es excelente para cualquier mujer que esté embarazada, pues además de ayudarla a mantener un estado de salud óptimo para ella y el bebé, es la mejor actividad para contrarrestar los malos humores que suelen presentarse durante esta etapa debido a todos los cambios hormonales que se experimentan.

Incluso es sumamente recomendable tener un parto en un medio acuoso, pues la presión natural que ejerce el agua en el cuerpo, propicia un parto más rápido y cómodo. También si se inscribe al bebé recién nacido a clases de natación, claro, en compañía de mamá, es ampliamente recomendable a nivel salud, así como para crear un vínculo muy especial con el pequeño.

Finalmente, la natación es una de las mejores opciones porque te ayuda a trabajar todos los músculos del cuerpo y no es perjudicial para ninguna de las articulaciones, por ejemplo el spinning sí puede llegar a serlo. Por el esfuerzo que se requiere para desplazar nuestro cuerpo en un medio que no es el natural para el ser humano, ayuda a quemar grasas, por ende, a bajar de peso y a reducir tallas al mismo tiempo.

Impresionante, ¿cierto? ¿Qué esperas para cambiar tu vida? Inscríbete a clases de natación y verás que día con día, te sientes mejor. No olvides nunca que la mejor manera de prevenir enfermedades, es haciendo ejercicio mientras llevas una alimentación balanceada.

¡Kip Informed!

firma pime

 


Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios


DEJAR UN COMENTARIO

POR FAVOR TENGA EN CUENTA QUE LOS COMENTARIOS DEBEN SER APROBADOS ANTES DE SER PUBLICADOS