Carrito de compra

Platillos típicos de México

Publicado en

Platillos típicos de México

Sin lugar a dudas, una de las mejores maneras de celebrar este 15 y 16 de septiembre es reunirse con la familia y los amigos para degustar cualquiera de los platillos típicos de México, pues la comida tradicional de nuestro país es una verdadera maravilla. En lo personal, cuando me preguntan cuál es mi comida favorita, yo siempre respondo que es la mexicana, no importa cuánto pueda gustarme el sushi o varios de los platillos más representativos de la gastronomía italiana, yo adoro los chiles en nogada sobre todas las cosas. Y qué decir de los tacos, quizá la comida más emblemática de México, ¿a poco a ti no te encantan?

Pero la comida típica del país no sólo nos encanta a los mexicanos, como ya te había comentado en posts anteriores, la UNESCO le otorgó la distinción de Patrimonio Cultural de la Humanidad. Así pues, la gastronomía mexicana cuenta con un gran prestigio a nivel internacional, ya que es una de las más peculiares por su mezcla de sabores, un resultado de la fusión entre las cocinas de dos culturas: la indígena o autóctona y la europea, para ser más precisos, la gastronomía española (aunque también se introdujeron elementos o ingredientes de otras partes del antiguo continente).

Esta fusión de ingredientes, característica de la comida mexicana, puede observarse en todos sus platillos típicos, sin importar que estos sean los más representativos de algún estado del norte del país, o bien, que se trate de la comida más  exquisita del sur de la república. Por esta razón, y con motivo de las fiestas patrias, te voy a platicar sobre los platillos más emblemáticos de varios estados de México, ojalá que cualquiera de estos dos días puedas disfrutar de alguno de ellos, y por qué no, hasta atreverte a preparar, por ejemplo, un delicioso pozole para sorprender a tu familia o a tus invitados si es que organizas una fiesta el 15 de septiembre.

Para empezar, vamos a aprovechar que acabo de mencionar uno de mis platillos favoritos: el pozole. Este manjar hecho con base de maíz cocido, es un platillo típico del estado de Guerrero, sin embargo, es tan popular que se prepara en cualquier parte del país y aun así siempre sabe maravilloso, no importa que sea rojo o verde, de pollo o de cerdo. No obstante, el estilo guerrerense tiene sus peculiaridades, pues esta experiencia culinaria incluye dos ingredientes que no suelen emplearse en otros estados de México, estos son: el chicharrón y el aguacate. Así pues, además de agregarse los elementos tradicionales como el orégano, el chilito piquín, limón, cebollita, rábanos y lechuga, en este estado del sur del país en lugar de acompañarse con tostadas se come con trozos de chicharrón untados con aguacate. ¿Qué te parece?

Si el pozole es una excelente opción para las celebraciones del mes de septiembre por ser un ejemplo perfecto de la fusión culinaria de la que hablábamos antes, pues es un platillo de origen prehispánico que se modificó con ingredientes que trajeron los españoles, hay otro platillo todavía más emblemático, ideal para disfrutarse en estas fiestas patrias: los chiles en nogada. Así pues, esta delicia es el platillo propio de Puebla y de los festejos con motivo de la Independencia de México, ya que los chiles en nogada es una de las comidas más tradicionales y sofisticadas a la vez, preparada con ingredientes exclusivos de esta temporada del año.

Se tiene la creencia de que la receta original de la nogada, es decir la salsa dulce con la que se bañan los chiles, fue creada por las monjas clarisas. Esta receta, que llegó de España, finalmente también se modificó en México, y pasó a formar parte esencial de este platillo, en el que el ingrediente nacional es el chile poblano. Pero además de representar nuevamente el mestizaje de la cocina mexicana, los chiles en nogada son un platillo “histórico”, pues la primera persona que probó este platillo en nuestro país fue nada más y nada menos que Agustín de Iturbide, precisamente para celebrar la firma que haría de México un país independiente.

Por otra parte, este platillo se acostumbra en eventos especiales porque su preparación es muy laboriosa, ya que se divide en varias partes. Por un lado, se prepara la salsa dulce hecha con base de nueces de castilla y almendras, ya depende del lugar si se utiliza queso, crema o ambos, por ejemplo en Puebla, hay quienes sólo utilizan queso de cabra poblano y aseguran que así se consigue una salsa con una mejor consistencia y un sabor más sofisticado al no ser empalagoso. Por otro lado, antes de preparar el relleno, los chiles se deben asar, pelar, desvenar y secar. Cuando está lista esta parte, se procede a guisar los ingredientes con los que se van a rellenar los chiles poblanos: carne de res o cerdo molida, frutas como la manzana, la pera, duraznos y plátano macho, acitrón, pasitas, aceitunas, almendras, piñones, jitomate, cebolla, ajo y perejil, pimienta, sal, azúcar, canela, vinagre… Finalmente, se rellenan los chiles, se bañan con la salsa, y se decora con el rojo de la granada. ¿Se te antojó?

Pero si no tienes la oportunidad de probar los chiles en nogada, otra opción igual de deliciosa es el tradicional mole, un platillo típico tanto del estado de Puebla como del estado de Oaxaca. El mole, al igual que la nogada, es una salsa sumamente elaborada, sólo que en este caso la base son chiles de diferentes tipos y el toque distintivo lo puede dar el chocolate, algunas semillas como las pepitas, las nueces o los pistachos, e inclusive algunas especies como el clavo o la canela. Con el mole se suele bañar la carne de nuestra elección, aunque casi siempre se sirve con pollo y arroz.

También hay otro platillo típico que se prepara con una salsita muy especial: la cochinita pibil.  Este manjar, que es un platillo tradicional de la península de Yucatán, se prepara con carne de cerdo marinada en una salsa con base de achiote (un condimento prehispánico),  jugo de naranja dulce y agria, especias como el laurel, el tomillo, la mejorana y el orégano, diferentes tipos de pimienta, ajo, sal, vinagre, consomé y aceite de oliva. Cuando la carne se impregna de todos estos sabores, se envuelve en las hojas de una penca de plátano y se hornea. Finalmente se suele servir en tacos, aunque hay otras maneras típicas de Yucatán, pero en todos los casos se acompaña con cebolla morada y chiles habaneros.

También puedes disfrutar de otros platillos típicos como las carnitas, que son originarias de Michoacán, de la birria o las tortas ahogadas, que son propias del estado de Jalisco, de la barbacoa que es tradicional en Hidalgo, e inclusive de un buen cabrito asado, la comida emblemática de Nuevo León. Pero si no tienes oportunidad de comer ninguno de estos manjares, siempre podrás ir en busca de unos deliciosos tamales, o bien, de unos buenos tacos al pastor…

Disfruta de las fiestas patrias, pero sobre todo, disfruta de la gastronomía mexicana, sin duda, una de las más ricas en todo el mundo. Nos vemos pronto, mientras tanto…

¡Kip Living!

mika


Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios


DEJAR UN COMENTARIO

POR FAVOR TENGA EN CUENTA QUE LOS COMENTARIOS DEBEN SER APROBADOS ANTES DE SER PUBLICADOS