Mi Carrito

Cerrar

Qué hacer y qué no para tener una sonrisa bonita

Publicado el

Bienvenida a Kip Cool, en esta ocasión te traigo una serie de tips para que sepas qué hacer y qué no hacer para tener una sonrisa bonita, pues esta parte es uno de los principales focos o puntos de atención, así que si tienes los dientes manchados o con otros problemas, es muy probable que más de uno te critique y puede que ni te des cuenta…

Este tema resulta más relevante de lo que parece, ya que tener una dentadura poco cuidada o mal atendida, te puede generar problemas de imagen personal, que sí llegan a afectar de manera importante en diferentes ámbitos de nuestra vida. Incluso, puede determinar cuestiones como el ascenso laboral o el que le dejes de atraer al galán que te gusta.

Pero además de la parte estética, es decir, de que nuestra sonrisa se vea bien, el estado de nuestros dientes refleja también nuestros hábitos alimenticios, e incluso indica cuando una persona ha desarrollado alguna dependencia a sustancias de diversa índole, como puede ser desde la nicotina hasta el azúcar.  Y como siempre, todas nuestras prácticas cotidianas tienen un impacto mayúsculo en nuestra condición.

Jamás olvides que para verte bonita, primero debes gozar de una salud excelente, pues en el caso contrario tu cuerpo comenzará a darte señales que muy probablemente no te van a gustar y que además no te harán sentir bien ni a nivel físico, ni mental y mucho menos en el plano emocional. Así que sigue las siguientes recomendaciones para que tus dientes, sean realmente esas perlas que decoren tu rostro y reflejen un estilo de vida saludable.

¿Qué hacer y qué no?

En primer lugar, los hábitos de higiene son básicos para tener dientes radiantes, de un color uniforme y sobre todo saludables, ya que si no los tratas adecuadamente, no solo podrás desarrollar caries, sino otros padecimientos en esta zona que pueden derivar en tener un mal aliento o que tus encías sangren causando tanto incomodidad en ambos casos, como dolor en el segundo escenario.

Para evitar todo lo anterior y más, no basta con cepillar tus dientes 3 veces al día, debes poner especial atención en la forma y el tiempo del cepillado, cosa que incluye desde la selección del cepillo adecuado, hasta la pasta dental que compres, asimismo es esencial que se dé limpieza a todas las zonas de la boca y no solo a los dientes.

Limpia cuidadosamente diente por diente con movimientos circulares en una primera ronda, posteriormente da una segunda con movimientos ascendentes-descendentes para retirar cualquier rastro de suciedad, limpia también tus encías, lengua y la parte interna de tus mejillas y labios, de lo contrario de nada servirá que te hayas lavado los dientes.

De ser posible selecciona un cepillo que cuente con limpiador especial de lengua que es más efectivo y menos agresivo con este órgano de tu boca, el hilo dental es otro elemento esencial pues en muchos casos no es posible llegar a ciertas zonas con las cerdas de los cepillos usuales. Procura que el hilo sea de seda, especial para esto y no el que usas para zurcir tu ropa, pues el equivocado puede generar molestias.

La pasta también debe elegirse concienzudamente pues además de todo, hay muchas que no cumplen lo que prometen o que si lo hacen, pueden dañar el esmalte de tus dientes. Para una mejor elección consulta a tu dentista, pues lo más indicado es usar un dentífrico según tus necesidades específicas. El enjuague bucal también ayuda, pero de igual forma debe usarse con moderación para no alterar el ph de nuestra lengua.

Finalmente, y para dar paso al otro punto esencial en el cuidado de los dientes, no te laves inmediatamente después de que terminaste de comer, de lo contrario el esmalte también se arruina y quedas más expuesta a desarrollar diferentes cosas. Deja pasar al menos media hora, pero jamás dejes de cepillarte en las noches, pues es cuando hay más probabilidades de propiciar las caries.

Pasando entonces al segundo punto a considerar para tener una sonrisa bonita, tenemos que los hábitos de alimentación también son determinantes. Existe una serie de alimentos y bebidas que se deben evitar por su constitución y su capacidad para afectar más rápidamente a los dientes en diferentes niveles, tales como:

  • El café en cualquiera de sus presentaciones (e incluso el té).
  • Los refrescos sin importar el sabor, es un mito que el de cola es más perjudicial.
  • Bebidas altamente azucaradas como jugos embotellados, aquí también pueden entrar las energéticas o energizantes.
  • El vino tinto en especial pero cualquier bebida alcohólica también daña tus dientes.
  • Algunas frutas y verduras como el betabel o cualquier otra de color intenso, que tienda a pigmentar incluso tus dedos al cortarla.
  • Los caramelos o dulces en sus múltiples presentaciones (el chicle es de los peores).
  • Cualquier comida que sea difícil de procesar, es decir aquella que se presente muy dura o difícil de morder.

Finalmente, ya no se trata de comida, pero cualquier producto de tabaco es altamente dañino para tus dientes y salud en general, ¡evita fumar a toda costa!

Hablando del cigarrillo, hay otros hábitos muy perjudiciales que aparentemente no lo son, por ejemplo, si acostumbras morder la pluma con la que escribes o cualquier objeto que tengas a la mano y que es sinónimo de ansiedad, es malísimo para tu dentadura.

Para concluir con estas recomendaciones para tener la sonrisa más bonita, no olvides asistir con tu dentista al menos dos veces al año para atender los problemas que ya estén presentes,  y para prevenir futuros males. Si quieres más tips no dudes en escribirme…

¡Kip Informed!

Mika Firma

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 commentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de su publicación

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_join

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_text