Mi Carrito

Cerrar

¡Vámonos de camping!

Publicado el

Ir de camping es toda una aventura que, si todavía no vives, te invito a que pruebes en las próximas vacaciones o en cualquier fin de semana que tengas un tiempito disponible. Ya sé que la mayoría de las veces, cuando se llega el periodo vacacional, lo único que queremos es descansar y disfrutar de esos días. Por eso, casi siempre vamos a lugares turísticos en los que existen hoteles preciosos que nos ofrecen todas las comodidades del mundo.

Estos sitios lo incluyen todo, desde el servicio de alimentos y bebidas, hasta de recreación, pues la mayoría de los hoteles cuentan no sólo con albercas, sino también con espacios  diseñados específicamente para montar espectáculos de diversos tipos. Está muy padre ir a Cancún o a cualquier playa de México y hospedarnos en los hoteles más lujosos, y que al final del día hasta nos den un masaje. Pero también está padrísimo cambiarle un poquito a lo de siempre: si te vas de camping, te aseguro que te vas a divertir a lo grande.

Eso sí, déjame decirte que tienes que tomar varias cosas en cuenta antes de irte a acampar. Una de ellas, o quizá la más importante, es el lugar en el que piensas hacerlo. Existen muchísimos lugares turísticos diseñados o acondicionados especialmente para esta clase de actividad. Te recomiendo ampliamente que siempre vayas a acampar en este tipo zonas, pues estas garantizan tu seguridad y la de tus acompañantes, así como la de tus pertenencias.

Muchas de ellas también cuentan con albercas y chapoteaderos, e incluso con áreas deportivas, por ejemplo, con canchas para jugar futbol o voleibol, y la mayoría de los lugares para acampar también ponen a tu disposición áreas para cocinar, que incluyen desde parrillas para asar carne, hasta mesas techadas con sillas para que te resguardes del sol. Tampoco te preocupes por los baños, pues casi todos estos lugares ya cuentan con regaderas de agua caliente.

Y es que mucha gente no se anima a ir de camping porque consideran que es muy peligroso, o porque no hay nada que hacer, o porque en general, es algo muy problemático. Como te decía hace un momento, para que no sea peligroso tienes que ir a un lugar hecho para acampar. En cuanto a que no hay nada que hacer, déjame decirte que esta idea es totalmente equivocada, pues la diversión siempre depende enteramente de uno.

Aunque en la zona en la que acampes no exista nada más que la misma naturaleza, puedes pasártela increíble si haces una fogata en la noche, podrás asar unos deliciosos bombones, mientras se cuentan anécdotas del colegio o hasta historias de terror a la luz de la luna. Déjame decirte que el camping siempre es más divertido cuando van varias personas, pues entre más sean, pueden organizar muchas clases de juegos. Así que cuando te decidas a ir de camping, no olvides llevar una linterna para hacer una caminata nocturna, o una cuerda para jugar a saltarla, y por supuesto, no te puede faltar una pelota o balón.

Por otro lado, también tengo que ser muy sincera, e independientemente de que en esos lugares para acampar cuenten con algunos servicios que nos facilitan muchas cosas, esta actividad siempre va a implicar algunas dificultades. De entrada, si el lugar no cuenta con electricidad, no podrás ir sin llevar contigo un cargador portátil para tu celular, así como algún aparato para escuchar música que sea de baterías. La cuestión de los alimentos también puede ser problemática si en el lugar no se vende comida preparada, o ni siquiera comida para preparar allí, en tal caso tendrás que llevar todo lo necesario para hacerlo tú misma.

No te olvides de llevar cerillos o encendedor, así como una sartén, de preferencia vieja, para cocinar tus alimentos, tampoco puede faltarte una ollita para calentar agua y prepararte una rica bebida, más si es un lugar en el que hace frío. Pero si se trata de esos lugares turísticos en los que hace mucho calor, lo básico será llevar una hielera para que nada se eche a perder, y para que tus bebidas se encuentren siempre frescas.

La higiene es otro de los factores más importantes a considerar cuando te vas de camping. No olvides que debes ser muy práctica, así que te recomiendo que compres shampoo de bolsita, y que también compres una jabonera, a no ser que quieras que tu jabón se llene de tierrita. También deberás llevar tu cepillo de dientes y una pasta dental, de esas que son precisamente para viajar. Lleva un vasito de plástico y agua embotellada para lavarte los dientes. Carga contigo toallas húmedas y gel antibacterial.

También es importante llevar  toallas sanitarias, o cualquier otro artículo para la higiene personal que consideres necesario. Un artículo que es imprescindible, es el bloqueador solar, aunque no acampes en una playa. ¡Ah! y el repelente para insectos no lo vayas a olvidar por nada del mundo. De paso te digo que también te lleves un botiquín para cualquier emergencia, puedes encontrarlos en las farmacias, o hacerlo tú misma. Por último, no te olvides de diseñar un outfit especial para el camping, en el que lo más importante es tu comodidad.

Existen lugares turísticos para acampar en casi cualquier región de México, así que todo depende de dónde vivas y a dónde quieras viajar. Si vives en la ciudad y no quieres o no puedes ir muy lejos, existen destinos para el camping en los límites del Distrito Federal o en los estados de los alrededores.

El lugar más visitado para acampar en el D.F. es el Parque Ejidal San Nicolás Totolapan, que se ubica en la zona del Ajusco. Pero sin duda alguna, el lugar más visitado para acampar en México, son Las Estacas, un balneario que se destaca por ser natural, y que está ubicado en el estado de Morelos. Ahora que si quieres acampar en la playa, te recomiendo prácticamente cualquier lugar, siempre y cuando te inspire confianza…

¡Kip traveling!

mika

0 commentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios son revisados antes de su publicación

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_join

translation missing: es.layout.homepage.mailing_list_text